Aumenta el rendimiento de tu empresa desde la Inteligencia Emocional

El pasado 30 de noviembre, participamos en las jornadas EngranAJE organizadas por la Asociación de Jóvenes Empresarios de Soria, en colaboración con la Federación de Organizaciones Empresariales de Soria (FOES), con la ponencia “Mejorar el rendimiento de la empresa con inteligencia emocional”, impartida por Marian Gil. Esta acción formativa, dirigida preferentemente a jóvenes empresarios, tuvo como finalidad analizar cómo las organizaciones gestionan equipos y generan atributos de alto rendimiento introduciendo herramientas que proporcionan el Coaching y la Inteligencia Emocional.

Durante nuestra intervención destacamos el capital humano como el elemento en el que las empresas del siglo XXI están focalizando sus estrategias de negocio.

“Las empresas que se centran en las emociones y el talento de las personas obtienen los resultados que esperan de los empleados y, con ello, mayor productividad y rendimiento”.

En un contexto de innovación y evolución tecnológica constante como el actual, donde la competencia es imprevisible, los mercados globales e inestables, y los clientes están cada vez menos atados a las marcas, las empresas requieren todo el potencial de sus profesionales. Por este motivo, se se valoran cada vez más entre el personal habilidades como la creatividad, el compromiso con el cliente o la capacidad para tomar decisiones.

Las empresas tienen que adaptarse a los cambios y, como consecuencia, necesitan evolucionar hacia nuevos estilos de dirección que permitan el desarrollo de las personas y, así, de las organizaciones. El Coaching y la Inteligencia Emocional son dos metodologías para desarrollar y aprovechar todo el potencial de las personas.

“Las empresas pueden conseguir resultados sorprendentes si son usados como modelos de gestión por sus directivos”.

Gestionar emociones, mejorar resultados

Con la ponencia de Marian Gil compartimos las principales claves que la Inteligencia Emocional, que se define como la capacidad de identificar nuestros propios sentimientos y los de los demás, pone a disposición de las empresas para gestionar adecuadamente las emociones de clientes y profesionales.

Aplicada a la gestión de equipos, la Inteligencia Emocional permite ayudar a tomar conciencia de la influencia de las emociones en nuestra vida personal y profesional, y facilita el descubrimiento de herramientas que nos ayudan a gestionar esas emociones.  “A través del auto diagnóstico emocional, los profesionales tomarán autoconciencia de sus propias emociones, identificarán cómo tratar esos sentimientos para hacerlos más adecuados y descubrirán nuevas capacidades que emergen de la autoconciencia, como la empatía, la auto motivación y la mejora de su capacidad de interacción con los demás”.

Antes de finalizar, Marian Gil también abordó la gestión del talento, la construcción del compromiso entre profesional y empresa, y de las retribuciones que afianzan ese compromiso. Un profesional motivado por la cultura de empresa, el ambiente de trabajo, una adecuada política de recursos humanos o la calidad de vida firma un contrato emocional más potente que cualquier contrato formal.

Según nuestra experiencia, las compañías que implementan el coaching entres sus profesionales consiguen mayor productividad, calidad, fortaleza organizacional, mejor servicio al cliente, reducción de incidencias, reducción de la fuga del talento y reducción de costes.

Puedes contactar con nosotros para impartir charlas y ponencias aquí.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies