Desde que soy coach, el valor de la superación esta presente cada día en mi vida

Siempre me ha gustado superarme. Sin embargo desde que soy coach el valor de la superación esta presente cada día en mi vida. El Coaching es una de las más sorprendentes técnicas que existen para alcanzar lo que te propones. Cada día me pongo o me llegan retos más sorprendentes y exigentes. Y la sorpresa es que cuando los he conseguido, la sensación es “no ha sido para tanto”. Eso si, en el transcurso e la preparación toda batería de dudas y de incertidumbres me llegan y me hacen sentir nerviosa. Sin embargo, en el momento que se comienzan a desarrollar todo un fluir emerge dentro de mi y todas las dudas e incertidumbres desaparecen o se llegan a olvidar.

Poner los contadores a cero

Poner los contadores a cero fue uno de mis grandes momentos de superación. Ya te he contado en alguna ocasión que en mayo de 2012 decidí dejar la empresa para la que trabajaba y buscar un cambio en mi guión de vida.

Alcanzar objetivos o resultados extraordinarios se consiguen cuando se sale de la zona de confort o zona de comodidad.

Los objetivos que te propones fuera de esta zona, son todos aquellos que te parecen difíciles o imposibles de conseguir.

Desde el 2016 como coach, estoy muy centrada además de en las sesiones de coaching personal, en el coaching empresarial. Hacer mi trabajo me apasiona. Ver la evolución, el desarrollo y la transformación de las personas y los equipos es muy, muy bonito, empleo está palabra porque me resulta complicado encontrar la palabra exacta que describa con exactitud ese sentimiento que vivo.

El pasado viernes estuve en Sevilla impartiendo una ponencia para unos 200 empleados de una empresa hablando sobre la motivación. Por otro lado, estamos en pleno proceso en una empresa trabajando con el equipo directivo. Además de llevar varios procesos de coaching empresarial de manera individual con directivos que vienen a aprender técnicas de coaching para gestionar equipos.

¿Qué significa esto para mi?

Volver a conectar con la empresa. La empresa durante 18 años para mi lo ha sido todo. Disfruté, aprendí, en algún momento me sentí estancada, después en otra empresa crecí y sobre todo di mi cien por cien de compromiso.

Aprender directamente de personas que están consiguiendo mucho crecimiento empresarial. Cada día aprendo de mis clientes.

Desarrollo la empatía y realizo mi trabajo desde donde me hubiera gustado a mi que me lo hubieran hecho para crecer como persona, profesional y equipo en la empresa.

Estar en continuo aprendizaje y desarrollo. Cada dos o tres meses de media realizo formaciones intensas y de mucho aprendizaje. Invertir en formación es una de las partidas fuertes de mi negocio. Una de mis máximas es la excelencia.

Superación cada día. Continuar subiendo escalones, cuando había creído que ya había llegado a lo más alto.

Ahora, se que la escalera de superación es infinita. Ya no me pongo techos personales, ni profesionales, ni económicos. Cada día voy comprobando que los sueños se hacen realidad.

Ha sido un gran aprendizaje descubrir lo importante que está siendo en mi vida el Valor de la Superación en estos momentos.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies