Liderar tu vida desde tu elección y puesta en acción

Parte de mi Misión personal como coach es acompañar a las personas en su crecimiento personal y profesional para que consigan liderar su vida. ¿Qué es liderar tu vida? Para mi es tener el control y dirección sobre tus acciones, que no sean las circunstancias quienes decidan hacia donde dirigir tu vida.

Es verdad que todos tenemos piedras en el camino, sin embargo, la valentía y la elección de superar esas piedras es nuestra. Si no decidimos hacia donde queremos ir, habrá alguien a nuestro alrededor que lo estará decidiendo por nosotros.

En el artículo de esta semana quiero compartir contigo varios fragmentos del libro Los 88 peldaños del éxito de Anxo Pérez.

Son dos peldaños de los ochenta y ocho peldaños que nos recomienda el autor seguir para conseguir el éxito.

QUÉ EL TIMÓN DE TU VIDA SEA LA ELECCIÓN Y NO LA INERCIA

La mayor parte de la gente nunca llega a conducir. Es pasajera en los coches de otros.

La mayor parte de las decisiones de las personas no están tomadas por ellas. En general hay un exceso de complacencia que hace que en lugar de elegir nuestros objetivos, gravitemos hacia ellos. Esto es un problema porque el éxito no está en la inercia, sino en la elección.

Sé el maquinista de tu propio tren

Piensa por qué crees aquello en lo que crees. ¿Por qué te has levantado hoy para hacer lo que haces?

Deja lo convencional para abrazar lo pasional, rechazar lo esperado por otros para elegir lo deseado por ti.

Ser el verdadero autor de la historia de nuestras vidas, trazar nuestros propios senderos en lugar de caminar los trazados por otros, pintar nuestros propios cuadros rechazando las plantillas, poder desafiar la inercia y volar constituye la más bonita de las libertades. Y la más desaprovechada.

Decir a nuestros hijos cuando nacen. “Hoy te doy tu vida. Éste es mi regalo para ti. por favor acéptalo y no permitas que nadie lo viva por ti.

INCONFÓRMATE … Y ¡ACTÚA!

Hoy sólo tiene sentido si tienes un objetivo que te permita:

  • crecer, mejorar como persona,
  • aprender algo nuevo
  • alcanzar algo que ahora no tienes
  • transcender el lugar en el que ahora te encuentras.

 

Para desear un molde nuevo, tienes que inconformarte con tu molde actual que te deje cambiar, crecer y actuar.

Dos tipos de inconformismo:

  • destructivo es negativo (aléjate)
  • constructivo es positivo (agárrate como a la vida). Es el primer paso en la ruta del crecimiento.

Inconfórmate es la semilla del cambio. Solo mejorarás tu futuro el día que decidas inconformarte con tu presente.

¿Serías capaz de darme un solo motivo por el que en un año a partir de hoy no puedas ser el doble de listo, el doble de sabio, el doble de interesante, tener el doble de conocimiento o el doble de éxito?

En una frase, tu compañía puede ser el doble de preciada y tu persona tener el doble de valor.

La respuesta es no. No hay un solo motivo por el que dentro de un año no puedas ser el doble de lo que hoy eres. La clave está en inconformarte con lo que eres y desear lo que serás.

Al fracaso se llega cuanto te inconformas y te quejas.

Al éxito se llega cuando te inconformas y actúas.

Si quieres descubrir las 88 claves del éxito según Anxo Pérez, las puedes encontrar en su libro “Los 88 peldaños del éxito”

Déjanos tu comentario Hay 1 comentario

Responde aquí

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies