Mis emociones y sentimientos en mis últimas formaciones de coaching e inteligencia emocional

Después de dos semanas intensas de viajes y formaciones quiero compartir mis emociones y sentimientos sobre lo que he vivido trabajando con niños, empresarios / emprendedores y enfermeras.

¿Niños, empresarios/emprendedores, enfermeras?

Quizás te preguntes cuál es mi nicho de mercado, son muchos los gurús que dicen que tenemos que especializarnos en un sector de la población muy concreto para destacar y ser el mejor de tu especialidad.

Mi nicho de mercado son las personas

Cada vez que doy una formación el objetivo es el mismo que la persona que este escuchando disfrute y aprenda de las habilidades y herramientas de coaching y viva la inteligencia emocional para llevar mejor su vida. Me es indiferente que sea un niño, joven, emprendedor o enfermero porque no me enfoco en el rol de la persona sino en la totalidad de la persona.

Lo que si me preocupo mucho, mucho no, muchísimo es que el que está recibiendo la formación lo comprenda, lo sienta y lo viva. Por ejemplo: si es un niño lo explico desde el cuento, si es un joven lo hago desde una historia, si es un adulto lo hago desde una metáfora.

Estas dos semanas han sido de un trabajo muy intenso de preparación, impartir, viajar y además mis sesiones diarias de coaching personal en el despacho.

Aún así las emociones han sido todas agradables. Me he sentido alegre, satisfecha, orgullosa, animada, asombrada ….

El resumen es “Me he sentido viva”

Día 19 de noviembre Colegio San Javier de Escatrón (Zaragoza)

Viajo en el mismo coche que las profesoras que se trasladan cada día desde Zaragoza al colegio para dar sus clases.

Comienzo con los de infantil, después paso a los primeros cursos de primaria y termino en la tarde con los últimos cursos de primaria.

Los talleres fueron todos muy bonitos y de mucho aprendizaje para todos. Sin embargo, el que se impartió después de comer fue GRANDE, MUY GRANDE. Por parte de los alumnos, de las profesoras y directora.

El momento en el que se tenían que decir actitudes positivas unos a otros, el clima emocional estaba elevadísimo. Hubo:

  • reconocimiento de todo lo que habían mejorado algunos niños
  • reconocimiento de los alumnos a sus profesoras por todo lo que les estaban enseñando no solo académicamente sino de valores, emociones y comportamientos
  • perdón de niños que estaban enfadados entre ellos

Debo confesar que también se manifestó mucha gratitud, agradecimiento, abrazos,  y lloros.

Mi misión al final fue ser espectadora de ese momento que estaba viviendo esa comunidad educativa con bastantes trabas en el camino y aun así ser grandes profesoras.

Enhorabuena equipo colegio San Javier de Escatrón. Profesoras como vosotras tendría que haber en todos los colegios.

Día 25 de noviembre Campo de Daroca. Taller de Coaching Financiero subvencionado a través del Instituto de Fomento Aragonés (IAF)

Cuando llego a Daroca el perfil que entra en la sala no solo es de emprendedores sino también de empresarios que ya tienen un negocio consolidado de hace años. Las emociones y lo que sentimos los organizadores y yo es de mucho animo y maravillados.

Me meto en el “barro” como yo suelo decir, voy contando experiencias, anécdotas, metáforas y las personas comienzan a interactuar. Conforme va avanzando el taller las manifestaciones, de lo que a los asistentes les está “tocando”, las van compartiendo.

Por su parte veo:

  • generosidad en compartir sus emociones
  • ganas por aprender
  • deseos de hacer cosas diferentes
  • diferentes perspectivas de las que tenían hasta ese momento

Termino complacida por ellos, asombrada de lo que han manifestado y satisfecha porque el mensaje les ha llegado. A partir de ahora es su turno.

Día 26 de noviembre Jornada de Enfermería estomaterapeutas en Barcelona

Acudo a impartir habilidades y herramientas de coaching e inteligencia emocional a enfermeros que tratan con pacientes ostomizados (esto es pacientes como coloquialmente se conoce que llevan ”bolsa”).

El proceso es el mismo transmitir el coaching y la inteligencia emocional para ellos como enfermeros que acompañan a pacientes. De esta formación destaco la entrega de estos profesionales para crecer como personas y acompañar a sus pacientes desde la compresión, escucha y empatía. No desde el juicio o solamente desde la prescripción médica.

Admiro su capacidad de entrega en su trabajo.

Gran equipo de profesionales tiene Barcelona en este sector.

Ellos aportaron:

  • Abrirse más allá de sus funciones profesionales
  • Tomar conciencia de que los pacientes son personas
  • Amor por su trabajo
  • Eficiencia profesional

Mereció la pena viajar a Barcelona para impartir esta formación.

Este resumen que os hago desde mis emociones y sentimientos es para hablar desde lo más hondo de mi ser. Si como coach se lo pido a mis clientes también lo hago yo.

Hoy más que nunca lo tengo claro

El día que deje mi trabajo anterior fue un gran día

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies