Mis reflexiones ante la Semana Santa más extraña que estamos viviendo
Aunque llueva el sol está detrás de las nueves. Después de la tormenta siempre sale el sol.

Mis reflexiones ante la Semana Santa más extraña que estamos viviendo

En primer lugar, quiero dedicar unas palabras a los lectores que estáis viviendo la enfermedad en primera persona (en ti o en un familiar/amigo) y la pérdida de personas cercanas, a todos vosotros, os envío todo mi cariño y apoyo de todo corazón.

Llevo dos días especialmente tristes, el domingo y el lunes. El domingo hicimos una llamada múltiple de amigas. Comencé feliz de estar las cuatro contándonos nuestros días de confinamiento, cuando de repente nos encontramos hablando de todas las personas muertas que nos estaban diciendo en los medios de comunicación. El lunes al escuchar la noticia de los numerosos fallecimientos en soledad que se están encontrando los bomberos en sus casas fue otro baño de realidad.

Nosotros estamos en casa, bueno mi marido no, él debe salir a trabajar. Pero, más allá de esta situación estamos llevando las cosas bien mis hijos y nosotros. La familia y amigos están bien, así que me siento infinitamente agradecida por ello.

Son días que estaríamos preparando las maletas para disfrutar de esas breves pero intensas vacaciones que tenemos entre marzo y abril. Este año no va a ser así, nadie va a salir de sus casas.

¿Cómo te hubieras quedado si a finales de febrero o principios de marzo te dicen que en Semana Santa no ibas a salir de casa?

Mis pensamientos se van estos días a esos negocios que estos días de vacaciones para la mayoría de las personas, ellos trabajan felices porque lo ingresado les ayuda a mantener el negocio hasta el siguiente repunte de trabajo en los meses de verano.

También pienso en esas familias y amigos en los que estas fechas son momentos de reuniones en lugares de playa, montaña, pueblos, procesiones, otros países. Este año estaremos cada uno en nuestras casas.

No me quiero olvidar de todos esos empresarios que están haciendo todo lo posible por mantener todos los puestos de trabajo de sus empleados repercutiendo lo mínimo posible en sus trabajadores. Y, los que están aportando toda la ayuda posible en colaborar con el sistema con sus aportaciones.

Son momentos complicados que nos está haciendo sacar lo mejor de nosotros en creatividad, en ingenio, en resistencia, en solidaridad, en compañerismo, en altruismo, en apreciar lo bueno que tenemos en la vida.

¿Cómo te está cambiando esta situación?

A veces, cuesta ver el lado luminoso de las situaciones. Hoy es un día lluvioso en Zaragoza, no veo el sol. Sin embargo, está en su sitio y por eso sé que detrás de la tormenta siempre sale el sol.

Y a esta metáfora me “agarro” para ver el lado luminoso de lo que llegará una vez pasada esta situación, que vamos a superar entre todos.

Si quieres aprovechar esta situación de confinación para invertir en tu crecimiento personal y profesional, te invito a que te descargues Recursos gratuitos en mi página web.

En mi campus online hay cursos por 39,00 euros con un 80% de descuento hasta que finalice el confinamiento.

Si necesitas compartir algo conmigo no dudes ponerte en contacto a través de la página web   www.crecimientocomoactitud.com o de mariangil@mariangil.com

Cuídate mucho y cuida a tu familia.

Marian Gil

Soy Marian Gil, coach certificada en Coaching e Inteligencia Emocional. Acompaño a particulares y empresas en sus procesos de cambio y desarrollo.

Esta entrada tiene 2 comentarios

    1. Muchas gracias Mónica. Un fuerte abrazo para ti en estos duros momentos

Deja un comentario

cinco × cuatro =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar menú

Logo Marian Gil Coach Zaragoza

Suscríbete a mi newsletter y, además de recibir contenidos que te ayudarán en tu desarrollo personal y profesional, te regalaré mi ebook “El liderazgo del Siglo XXI. Empresas productivas.”

suscribete